Crecen los formatos de trabajo flexible en Argentina, pero aún reina el modelo tradicional

Buenos Aires, 21 de marzo de 2018. Randstad, líder global en servicios de Recursos Humanos, dio a conocer los resultados del primer trimestre de 2018 correspondientes al Workmonitor, un estudio que releva las expectativas, estados de ánimo y comportamiento de los trabajadores en 33 países, incluido Argentina. Contrariamente a lo que podría pensarse, apenas el 34% de los trabajadores argentinos tiene la posibilidad de trabajar en el lugar y momento deseado, mientras que el 74% señala que en su trabajo aplican el sistema tradicional de jornada laboral; es decir, todos trabajan desde la oficina y con un horario fijo de entrada y salida.

En términos comparativos, Argentina está entre los países que aún sostienen formatos de trabajo más bien tradicionales, ya que la media global de quienes pueden trabajar desde cualquier lugar y en cualquier horario es del 41%, y la de quienes trabajan bajo el sistema tradicional, del 68%.

En la misma línea, el 70% de los argentinos encuestados indica que desearía poder trabajar desde su casa u otras locaciones, aunque su empleador no le ofrece actualmente esa posibilidad. Así, con diferencias mínimas, los argentinos se emparentan en este deseo de flexibilidad con sus colegas de la región, ya que el 70% de los brasileros, el 72% de los mexicanos y el 74% de los chilenos se inclinan por un formato menos rígido de organización del trabajo.

Tomando nota de esta tendencia, las organizaciones buscan adaptarse: 34% de los argentinos sostiene que la empresa en la que trabajan está migrando de un formato tradicional a uno más flexible.

image (1)

 

Para conocer el informe completo, haga click aquí.

 

Los comentarios están cerrados.